spacer
spacer  

Partido Socialista de Chile
Biblioteca Clodomiro Almeyda

 
spacer
Portal
Portada
Salvador Allende
Estatutos del PS
Secretarios Generales
Presidentes del PS
Congresos del PS
Plenos del PS
CNO
Consejo General
Regionales del PS
PS en el exterior
Intelectuales del PS
Revistas del PS
Documentos
Frente Popular
Unidad Popular
La Concertación
Búsqueda avanzada
Other Menu
Archivo S. Allende
Portal del Socialismo
Partido Socialista
Archivo Raúl Ampuero
Archivo Centro Avance
Archivo Jobet
Archivo Histórico
Diario Izquierda
Revista Arauco
Revista Avances
Revista Ceren
Revista Cuadernos
Unidad y Lucha
Administración
 
Portada arrow Congresos del PS arrow XXVIII Congreso(Panimávida) arrow EN DEFENSA DE LA INSTITUCIONALIDAD SOCIALISTA.

EN DEFENSA DE LA INSTITUCIONALIDAD SOCIALISTA. PDF Imprimir Correo
Escrito por Regional Metropolitano   
24-08-2010 a las 05:24:22

EN DEFENSA DE LA INSTITUCIONALIDAD SOCIALISTA.

(Solo los comunales pueden iniciar un proceso de recuperación política y orgánica del Partido Socialista.)

Diversas reuniones de las direcciones comunales del Regional Metropolitano, el actual proceso congresal del Partido socialista en nuestra región y las experiencias vividas en estos últimos 17 años de vida orgánica del Partido, han inspirado algunas reflexiones respecto del pasado, el presente y el futuro de nuestro Partido, que intentamos resumir en las ideas que señalamos a continuación.

1° Las propuestas y acuerdos políticos mayoritarios son rara vez respetados en el accionar del Partido.

Como es natural todo partido político busca la definición de una línea de acción que le permita impulsar sus aspiraciones de construcción de una sociedad que corresponda a sus principios ideológicos. Es habitual entonces que en todos los períodos congresales del Partido Socialista surjan análisis y propuestas políticas que expresan opiniones sobre las necesidades de cambio -o de continuidad- en el accionar del Partido. De esta manera, todos tenemos la tendencia a entregar los más profundos análisis y propuestas ideológicas que hacen referencia a la alta política, nacional e internacional; en los ámbitos de lo social, de la economía, de la conducción del gobierno, de las realizaciones culturales y educacionales, de la salud, de la vivienda, de la igualdad de oportunidades, de la justicia económica y social, de la defensa de los derechos humanos, de las riquezas naturales, de la protección del medio ambiente, etc.

Sin duda, todas estas preocupaciones, son la razón de ser del Partido Socialista, son la expresión de una sensibilidad humanista y democrática que ha existido desde su fundación. Sin embargo, estos valores de humanismo, libertad, democracia y justicia social, cuando se expresan en términos demasiado genéricos o de simples denuncias, pueden ser manipulados, desfigurados y utilizados para justificar acciones que llegan hasta a ser contradictorias con la esencia misma del Partido. Es por ello que al leer los documentos de los períodos congresales pareciera ser que, existiera una desconcertante coincidencia entre "corrientes de opinión" que aunque supuestamente diferentes, se fundamentan en estos mismos principios ideológicos para proponer políticas y acciones distintas y hasta contradictorias. En el mejor de los casos, en el discurso, se mantienen diferencias políticas que terminan por ser ignoradas al momento de las alianzas "tendenciales".

En definitiva, precisamente por ser temas de "alta política", es el carácter genérico de las propuestas; que en muchos casos no aportan objetivos políticos claros y concretos de acción, lo que permite que se termine negociando, argumentado para ello estos mismos criterios de "alta política".

En general, la supuesta "alta política" se transforma y no es más que el juego de poderes entre grupos y personas que son siempre las mismas, que se repiten, que se trasladan de una a otra "corriente de opinión" con el único fin de asegurarse un lugar en los cargos de dirección del Partido, de gobierno o de representación ciudadana. Esto termina por desconcertar y por resultar incomprensible y decepcionante para, los militantes de base, que son fácilmente acusados de irrealistas, de nostálgicos, de ser excesivamente idealistas o simplemente de no comprender la política.

Esto significa que muchos análisis y propuestas que, si bien, van en el buen sentido de la defensa de las clases populares, de la justicia social de la igualdad de oportunidades, de la aplicación de nuestros principios y de rechazo de un sistema socio-económico perverso y explotador, terminan siendo fácilmente ignorados, para aplicar y desarrollar proyectos políticos que nada tienen que ver con los verdaderos ideales del socialismo. Ello porque siguen siendo denuncias y declaraciones de principios expresadas dentro del actual estilo de hacer política. De allí resulta que muchos aportes interesantes que reflejan una real preocupación por los valores del socialismo y la lucha en defensa de los principios socialistas, quedan relegados y desechados, mientras se continúa aplicando políticas que nada tienen que ver con nuestros objetivos. Pero es posible cambiar esta realidad y es en este sentido que hoy están actuando las direcciones y las bases comunales de la Región Metropolitana.

2° La Institucionalidad y la "Cultura de grupos".

La cuestión de fondo está, a nuestro juicio, en las nociones de poder y de democracia. De una parte, está la búsqueda del poder para los grupos y las personas, que se impone en todas las formas de hacer política y que limita cualquier perspectiva de verdadera lucha por el de cambio de la realidad. Lo que termina por desplazar toda eficacia en la lucha por los ideales del socialismo. De otra parte, y como consecuencia de lo que hemos señalado más arriba, se origina una democracia interna mal organizada y fácilmente manipulable, ello facilita el engaño y la instalación de una "cultura política" de lucha de fracciones, contradictoria con los objetivos esenciales del pensamiento político del Partido Socialista.

Así es como se instala una despreocupación y falta de respeto por la institucionalidad, que favorece, ya sea, un conformismo desmovilizador, que se expresa en una aceptación fatalista de la "realidad", en una convicción de que nada se puede hacer, que es un hecho inevitable, que no se puede luchar contra las fracciones organizadas, sino creando una fuerza alternativa similar. A esta línea de acción, se suma un número importante de militantes, que adoptan la actitud de sumarse a esta forma de "hacer política", para no "navegar contra la corriente", lo que finalmente termina por favorecer el oportunismo, siempre al acecho en los partidos políticos.

En otros, por lo general en los militantes más antiguos, se instala el inconformismo, la decepción, el sentimiento de rechazo y un pensamiento purista que se orienta a una actitud nostálgica de un pasado idealizado, que se refugia en las ideologías, y en las declaraciones dogmáticas o de aislamiento en espera de que el "Partido logre comprender la verdad" y vuelva a retomar el "buen camino". En definitiva, la lucha por el poder, las propuestas genéricas, la ausencia de claridad en las de acciones concretas que se proponen, la imprecisión de los métodos de acción específicos y la ausencia de una democracia bien organizada, terminan por desdibujar el pensamiento y la acción del Partido Socialista. En este sentido, solo a partir de las comunas, expresión verdadera y directa de las bases, se podrá cambiar esta realidad, solo las bases comunales están en condiciones de terminar con este círculo vicioso, reinstalar la valoración de la institucionalidad y restituir a las bases su rol determinante en la vida del Partido.

3° Asegurar que nuestros mandatarios y dirigentes cumplan un rol de apoyo al Partido.

Capítulo aparte merecen nuestros mandatarios, que por lo general, adoptan una actitud de mayor preocupación por sus carreras políticas y por la conquista de votos, supuestamente "para fortalecer al Partido". Lo que se ve acrecentado por nuestras direcciones, que no tienen el menor enfado en señalar que no se pueden presentar candidatos que no tienen medios económicos para realizar sus campañas electorales o que no son conocidos en los medios de comunicación -solo recordemos como en la última campaña parlamentaria nos disputábamos con otros partidos los rostros de la televisión, aunque no fueran militantes.

Lo que produce que en la práctica, los candidatos "socialistas" a las representaciones populares conducen sus campañas "políticas" simulando hasta donde pueden su condición de socialistas. Una vez elegidos estos "mandatarios" sostienen que los votos obtenidos son personales y que no tienen ninguna obligación de rendir cuentas internas al Partido (más aún si la propia Constitución Política de Chile así lo establece). De que nos admiramos entonces si estos mandatarios dedican todos sus esfuerzos a fortalecer su presencia personal en la sociedad y los más cercanos al partido -es decir aquellos que figuran en el padrón de militantes- a crear grupos de apoyo interno para las futuras reelecciones. De esta forma la función de insertar al Partido en la sociedad, de crear democracia y participación, de transmitir al pueblo el ideal socialista, de desarrollar conciencia nacional por el proyecto socialista, queda relegado a un segundo plano, en aras de asegurar votos para la próxima elección.

Que decir de los otros mandatarios aquellos designados a funciones de gobierno, salvo honrosas excepciones, estos jamás se someten al juicio de las bases, cuando mucho se presentan a una u otra reunión partidaria, para dar a conocer lo bien que lo están haciendo y se retiran una vez dictada su charla, sus "altas e importantes obligaciones" les impiden dialogar y escuchar a las bases.

En cuanto a nuestros dirigentes del Partido, nuevamente -salvo honrosas excepciones- una vez elegidos, solo vuelven a aparecer en los momentos de decisiones importantes para asegurar con su voto que no los olviden para las próximas elecciones internas. Esta es la forma de participar en las instancias de dirección, para las cuales han sido elegidos o en las cuales tienen por Estatuto la obligación de participar. Paradojalmente el propio Estatuto del Partido exime a mandatarios y dirigentes de participar en las reuniones comunales y de núcleos. Pero con seguridad, cuando se acerquen los períodos de elecciones internas los tendremos en todas las reuniones de base, contactándose con los líderes que se mantienen porfiadamente en la actividad social del día a día, para obtener su apoyo en las elecciones que se acercan.

De lo señalado surge la necesidad de establecer nuevas reglas del juego, que permitan que las declaraciones y propuestas de las bases del Partido se hagan realidad, que los mandatarios y dirigentes cumplan con las tareas que se les ha entregado por la base militante al elegirlos, que rindan cuenta y se sometan al juicio de estas, durante su ejercicio y no solo al final de este en donde es fácil presionar, hacer olvidar y convencer de que ahora si que van a actuar de manera distinta. Ello solo es posible con una real capacidad de la base para imponer sus decisiones a mandatarios y dirigentes, es decir creando una eficaz y participativa democracia interna.

4° Definir el rol de las corrientes de opinión.

En los hechos, nada sacamos con seguir presentando diagnósticos muy bien inspirados, muy correctos en sus conceptos y hacer las respectivas propuestas de cambios en la política del Partido y de transformación socio-económica, si no tenemos la fuerza de las bases para imponerlas y para detener el juego destructor de las tendencias, ello significa una organización y una institucionalidad bien estructurada sólida y democrática. La respuesta entonces no es la de crear nuevos grupos de poder o tendencias que le salgan al paso a las otras tendencias, sino la de fortalecer toda la institucionalidad del Partido, especialmente en las comunas.

Esto no significa negar el derecho a la existencia transitoria de las corrientes de opinión, que deban expresarse libremente durante los períodos congresales. Es interesante recordar al respecto, que en los partidos europeos se vota por las tesis que cada corriente de opinión presenta y no por individualidades. Son los resultados de esta votación -por tesis política- los que establecen la representatividad final en el número de dirigentes que cada corriente obtendrá. No podríamos asegurar que esta sea el mejor método, pero al menos garantiza que se discute y se elija a los dirigentes en torno a ideas.

5° Transformar a la comuna en el lugar encuentro entre la sociedad y el Partido.

En fin, si los socialistas deseamos retomar el camino de la elaboración de ideas programáticas o de propuestas de acciones políticas realmente eficaces, que aseguren que sean las ideas verdaderamente mayoritarias las que se impongan, es necesario el fortalecimiento de la vida comunal. Sin duda, es en la vida comunal en donde se expresa con mayor validez la posibilidad de una democracia directa y en donde la confrontación de ideas puede ser expresada con mayor libertad. La comuna y el núcleo son los lugares naturales de relación con la sociedad, ninguna encuesta podrá ser más eficaz que el contacto directo que se produce en este lugar entre el Partido y la realidad social. Aquí es donde se debe producir también, el encuentro entre los militantes de base y sus dirigentes, es así como se desarrolla la formación y la información de los militantes que fortalecerán las ideas del socialismo entre los nuevos militantes y hacia el conjunto de la sociedad.

Desde este punto de vista, nada justifica la existencia de grupos de poder organizados en la comuna. La representación de los militantes se debe producir aquí en forma natural y democrática, es aquí en donde cada militante se representa a sí mismo y se expresa con mayor realismo el conocimiento directo del quehacer político y la confrontación cara a cara de las ideas. Es en la comuna en donde mejor se conoce a las personas que se designan como mandatarios, dirigentes o representantes en los congresos. Solo fortaleciendo los núcleos y la comuna surgirán mandatarios, dirigentes comunales y militantes comprometidos con ideas y no con personas, dirigentes y mandatarios que asuman un compromiso ante sus camaradas de la base comunal y que estén dispuestos a alejarse del círculo vicioso de la oligarquización de la política. Solo así estaremos dando el primer paso hacia la recuperación del Partido Socialista.

Ya se ha dicho en otros documentos: Es en las comunas en donde el manejo a través de los grupos de poder tiene su lado débil, es allí en donde los esfuerzos de los operadores que intentan cubrir los espacios que los tecnócratas y la nomenclatura no pueden alcanzar, deben y pueden ser neutralizados.

Por otra parte, las condiciones de fortalecimiento institucional de las comunas, se creará abriéndolas al conjunto de la sociedad, a través de núcleos en donde se expresen todas las organizaciones sociales vivas, dirigentes sindicales, pobladores, microempresarios, etc.etc., entregando a nuestr@s compañer@s militantes destacados en estas organizaciones una real presencia política en el Partido y en sus direcciones y asignando a los núcleos reales atribuciones de gestión de la vida partidaria, tales como la promoción y el control del ingreso de nuevos militantes.

6° Los comunales del Regional Metropolitano dicen basta y deciden su propio camino de recuperación del Partido.

La conclusión es evidente, es necesario actuar, para detener el círculo vicioso y recuperar al Partido Socialista para la defensa de los intereses de l@s trabajadores(as) y del pueblo de Chile. Por estas razones, un número importante de presidentes y dirigentes comunales de la Región Metropolitana, han decidido proponer la modificación del Estatuto del Partido, de manera que se establezcan reglas verdaderamente democráticas que aseguren la presencia y el respeto por las bases. Que den una real presencia política a los frentes sociales y a sus dirigentes a todos los niveles del Partido. Que obligue a nuestros dirigentes y mandatarios a informar a las bases y a establecer relaciones directas con estas. Que al mismo tiempo, evite el juego de interpretaciones del Estatuto en busca de circunstanciales intereses de grupos.

En esta línea de fortalecer la comuna, l@s presidentes(as) que participaron en el Consejo Regional Metropolitano del 24 de noviembre de 2007, en la Universidad de Santiago de Chile, han iniciado un proceso de total prescindencia de grupos tendenciales en sus actividades. En efecto dicho Consejo, acordó por la unanimidad de sus participantes, instalar una Comisión Organizadora Regional del Congreso Salvador Allende Gossens, en la cual están representadas doce comunas sin ninguna negociación ni consideración tendencial. La misión de esta COM estará marcada por un compromiso de la defensa de la institucionalidad y de transparencia en el proceso eleccionario de los delegados al Congreso. Esto representa un respuesta de esperanza para much@s compañer@s que mantuvieron la fe en la posibilidad de alcanzar un nuevo estilo de hacer política.

En definitiva, el Consejo Regional ha iniciado un proceso difícil de recuperación de la institucionalidad socialista para lograr que las bases tengan el poder de exigir a sus dirigentes actuales y futuros la defensa de una democracia efectiva y completa. Para ello es necesario que los militantes de la comuna continúen sus propósitos de establecer sistemas y formas de control apoyándose en la vida nuclear y comunal. Se trata, como hemos dicho, de una acción política transversal, sin consideración de tendencias, corrientes de opinión o grupos de poder.

Finalmente hacemos un llamado a tod@s l@s compañer@s de todas las regiones, de todas las comunas del interior y del exterior del país, a analizar y enriquecer los acuerdos congresales dentro de estas ideas, expresadas fundamentalmente en el documento de Modificación del Estatuto redactado por los dirigentes comunales de la Región Metropolitana y comunicado a través de la Red del Partido y del Debate Socialista y que incorporamos en este documento como propuesta al XXVIII Congreso ordinario del Partido Socialista de Chile, "Salvador Allende Gossens".

PROPUESTA REGIONAL METROPOLITANO AL CONGRESO

Considerando que:

1. El Partido Socialista, como todo partido político, está constituido en torno a tres conceptos fundamentales,

a) Los principios fundacionales del Partido,

b) El programa político que de acuerdo a los principios establecidos busca cumplir, según la realidad del momento en que actúa, y

c) la estructura orgánica que le permitirá operar eficazmente para cumplir con los objetivos definidos.

2. Estos tres aspectos fundamentales, deben ser coherentes entre si, y establecen la esencia del partido político y la razón de su existencia.

3. En nuestro caso el ideario socialista y la acción política de cambio, justicia social y humanismo representan la base fundacional de nuestro partido.

4. Si bien, los momentos históricos son siempre distintos, el Programa del Partido no puede estar en contradicción con sus principios fundacionales.

5. Cualquier cambio de los principios fundacionales, determinan la existencia de un Partido distinto.

6. De igual manera, la estructura del Partido debe expresar la coherencia entre la acción y los ideales políticos que se desea impulsar.

Considerando además que:

1. Los gobiernos en que el Partido y sus militantes participan, sea esto a través de alianzas, o bajo su responsabilidad directa, son la expresión de momentos específicos, tras la búsqueda de lograr sus objetivos políticos de corto y largo plazo. Esto significa que el Partido permanece en el tiempo, mientras que los gobiernos son de una duración determinada.

2. La actual conformación de las estructuras regionales y comunales no puede seguir establecida en correspondencia exclusiva con la división administrativa del país, lo que resulta ser una dificultad para el desarrollo del Partido, tanto debido a la cantidad de militantes inscritos en cada comuna, como a la cantidad de comunas que deben atender los regionales y las distancias geográficas, que hacen imposible una buena coordinación y funcionamiento del Partido.

3. La actividad del Partido no puede estar orientada exclusivamente a los procesos electorales, lo que termina por considerar al Partido como una institución para el exclusivo desarrollo de carreras políticas individuales y/o como un terreno propicio para el ejercicio de áreas de influencia personal de mandatarios y dirigentes.

4. La cultura actual del Partido Socialista, ha internalizado una forma de hacer política, basada exclusivamente en la expresión de grupos de poder organizados, con jefes y estructuras paralelas, que producen confusión, limitan la democracia interna e impiden la real capacidad de decisión de las bases.

5. La urgente necesidad de reponer el concepto de Partido, ante la tendencia a confundir y reemplazar la expresión de las estructuras regulares y de las bases militantes por los grupos de poder.

6. Una real democracia interna, debe garantizar la expresión de las mayorías, y de la real expresión de sus militantes activos, más allá de los momentos eleccionarios internos, de manera que sus dirigentes y mandatarios asuman la responsabilidad y el deber de someterse al juicio y evaluación permanente de las bases.

7. La referencia a los Estatutos, debe dejar de ser considerado como un aspecto exclusivo de organización, entendiendo que ello determina el Partido que queremos, en tanto este es el instrumento que va a conducir la acción, para lograr los objetivos políticos del socialismo chileno.

8. La necesidad de restituir a las instancias regulares; regionales, comunales, seccionales y núcleos, las atribuciones y funciones de su competencia, evitando la tendencia de los dirigentes de estos niveles y de los militantes en general a relacionarse directamente con la Dirección Nacional.

El Consejo Regional Metropolitano propone al Congreso el siguiente voto político y de modificación del Estatuto del Partido Socialista.

El programa del Partido debe:

Reiterar con mayor fuerza y claridad en su Programa, la defensa del ecosistema, el respeto por las etnias, las minorías, la justicia social y los derechos humanos.

Definir e impulsar en sus actividades de gobierno, una posición crítica y de claro rechazo a las propuestas del "Consenso de Washington" que impulsa la reducción del Estado y la privatización de las funciones sociales que le son propias, tales como la educación, la salud, además de sus propuestas de privatizar las actividades productivas estratégicas, tales como: la energía, el transporte, las comunicaciones, las empresas sanitarias, etc.

Exigir del gobierno la aplicación y la defensa internacional activa de los acuerdos de Kyoto, que buscan proteger la tierra del recalentamiento global y del adelgazamiento de la capa de ozono.

Reconocer como un avance social importante los nuevos escenarios de Latinoamérica y dar su apoyo activo y solidario a todos los gobiernos progresistas que impulsan la construcción de una nueva sociedad, socialista, soberana y más justa para sus respectivos pueblos.

El Estatuto del Partido debe:

Reconocer la "Declaración de Principios del año 1933", como las bases permanentes e inmodificables de la fundación del Partido Socialista

El Regional Metropolitano propone las siguientes propuestas de modificación del Estatuto del Partido

Artículo 2°. Numeral 5) Redacción actual:

La ficha de afiliación al Partido, cualquiera sea su origen, debe ser conocida y aceptada por el Regional que corresponda a la comuna de la inscripción electoral del afiliado y remitida a la Secretaría Nacional de Organización.

Se propone reemplazarla por esta nueva redacción:

La ficha de afiliación al Partido, solo podrá ser presentada a través de un núcleo, la cual será conocida y aceptada por la respectiva dirección comunal, la cual la presentará al Regional correspondiente para su aprobación definitiva, el cual verificará que corresponda a la comuna de la inscripción electoral del afiliado y remitida a la Secretaría Nacional de Organización.

Artículo 4°, letra a) 2° enunciado; Redacción actual:

La asistencia regular a los núcleos y la participación en una organización social podrán ser dispensadas a los dirigentes nacionales del Partido, a los mandatarios de nivel nacional y a quienes se encuentren impedidos por razones físicas, laborales o por decisión expresa de la dirección del Partido.

Se propone eliminar este segundo enunciado de la letra a) del artículo 2°.-

Artículo 11°, 1° enunciado.- Redacción actual:

La estructura del Partido será descentralizada y corresponderá a la división político-administrativa del país. Esto significará que existirán colectivos de dirección política comunales, regionales y nacional. En aquellas comunas en que sea necesario, se podrá generar instancia coordinadoras orgánicas, seccionales o sectoriales dependientes del comunal.

Se propone la siguiente redacción:

La estructura del Partido será descentralizada y corresponderá a la división político-administrativa del país, en respeto de lo establecido en el Artículo 13, numeral 6) del presente Estatuto. Esto significará que existirán colectivos de dirección política comunales, regionales y nacional. En aquellas comunas en que sea necesario, se podrá generar instancia coordinadoras orgánicas, seccionales o sectoriales dependientes del comunal.

Artículo 12°

Se propone agregar un numeral 7) según la siguiente redacción:

...7) Para todo ingreso de nuevos militantes. El jefe de núcleo tendrá un plazo de 15 días para firmar y entregar al comunal que corresponde las fichas debidamente firmadas por el nuevo militante. A su vez el presidente comunal las comunicará en un plazo de 15 días al Colectivo de la Dirección Comunal para su aprobación, las firmará, y las hará llegar al Regional respectivo, el cual dispondrá de un plazo máximo de un mes para aprobarlas y hacerlas llegar al Departamento Nacional de Organización del Partido. Todos los nuevos ingresos de militantes deberán ser informados en cada Consejo Comunal.

Artículo 13°

Se propone agregar un numeral 6) según la siguiente redacción:

En los casos en que el número de militantes sea superior a los mil militantes, la Dirección Comunal deberá subdividirse en tantas seccionales como corresponda, las cuales se constituirán con un número mínimo de 15 militantes y un máximo de 300 militantes por seccional.

Las respectivas seccionales elegirán un colectivo de dirección, según las normas establecidas en el párrafo primero del Artículo 13 del Estatuto, y su presidente será integrado de derecho pleno al colectivo de la Dirección Comunal respectiva.

Artículo 16°

Numeral 1) agregar un párrafo segundo, en los siguientes términos:

De igual manera en la Región Metropolitana se conformarán cinco regionales; El Regional Sur que comprenderá las comunas de la Provincia de Maipo y las comunas de El Bosque, la Cisterna, Lo Espejo, La Granja, La Pintana (ver Distritos), El Regional Poniente que comprenderá las comunas de la Provincia de Melipilla y Talagante, El Regional Norte que comprenderá la Provincia de Chacabuco y las comunas de Pudahuel, Renca, Quilicura, Conchalí. Huechuraba. (ver distritos), El Regional Cordillera que comprenderá la provincia de Cordillera y las comunas de Providencia, Vitacura, Lo Barnechea, Las Condes, Ñuñoa, La Reina, Macul, Peñalolén, La Florida, (ver distritos) y El Regional Centro que comprenderá las comunas de Santiago, Estación Central, Cerrillos, Maipú, Quinta Normal, Lo Prado, Cerro Navia, Independencia, Recoleta, San Miguel, Pedro Aguirre Cerda, San Joaquín, San Ramón, (ver distritos) .

Artículo 16° Numeral 3) Redacción actual:

Participarán en la Dirección Regional los miembros del Comité Central de la región, con derecho a voz y voto.

Se propone la siguiente redacción:

Participarán en la Dirección Regional los miembros del Comité Central de la región, con derecho a voz y voto, correspondiente a la comuna en que este milita y del cual este depende.

Las inasistencias reiteradas a las reuniones del Comité Regional respectivo de los miembros del Comité Central elegidos por la respectiva región, facultarán a la Dirección Regional para solicitar la aplicación de las normas del artículo 48 del presente Estatuto.

Artículo 18 Enunciado tercero: Redacción Actual:

El Comité Central estará integrado por noventa y cinco miembros: sesenta elegidos por las regiones -elegidos proporcionalmente al número de militantes de cada región-, treinta de elección nacional y cinco representantes de la Juventud Socialista. Cada región incluyendo la XIV de la Región Exterior elegirá al menos un representante en el Comité Central.

Redacción propuesta:

El Comité Central estará integrado por cincuenta miembros: treinta elegidos por la regiones -elegidos proporcionalmente al número de militantes de cada región-, quince de elección nacional y cinco representantes de la Juventud Socialista. Cada región incluyendo la XVI de la Región Exterior elegirá al menos un representante en el Comité Central.

Artículo 18 Enunciado cuarto Redacción actual:

Los presidentes regionales integrarán el Comité Central con plenos derechos y estarán afectos a las mismas incompatibilidades que tienen los demás miembros del Comité Central. Los regionales del exterior serán representados en el Comité Central por solo uno de su presidentes.

Redacción propuesta:

Los presidentes regionales y los presidentes de organizaciones, sociales, - señaladas en el artículo 23 del presente Estatuto- integrarán el Comité Central con plenos derechos y estarán afectos a las mismas incompatibilidades que tienen los demás miembros del Comité Central. Los regionales del exterior serán representados en el Comité Central por solo uno de sus presidentes.

Artículo 23°

Se propone agregar los siguientes enunciados

El Presidente, militante socialista, de una organización social de nivel nacional con un número igual o superior a treinta mil afiliados será incorporado de derecho al Comité Central.

El Presidente, militante socialista, de una organización social de nivel regional con un número igual o superior a cinco mil afiliados será incorporado de derecho al Comité Regional respectivo.

El dirigente, militante socialista, de más alta jerarquía de una organización social de nivel comunal con un número igual o superior a quinientos afiliados será incorporado de derecho a la dirección comunal respectiva.

Artículo 27.

se propone incorporar a continuación del cuarto enunciado la siguiente frase.

Participarán en los congresos comunales los delegados elegidos en los núcleos de la comuna. Participarán en los congresos regionales los delegados elegidos en los congresos comunales de su jurisdicción.

TÍTULO VII

EL CONGRESO

Se propone integrar un PARRAFO 4°, en los siguientes términos: PÁRRAFO 4°

DE LOS CONGRESOS, COMUNALES Y REGIONALES. EL CONGRESO COMUNAL

Los delegados a los congresos comunales serán designados por los núcleos registrados en las respectivas direcciones comunales, en una proporción de un delegado por cada cinco militantes o fracción de cuatro.

El Congreso Comunal además de sus atribuciones congresales, tendrá la función de elegir la respectiva Dirección Comunal según las normas establecidas en el presente Estatuto.

El Congreso Comunal designará los delegados a los congresos regionales en la proporción de un delegado, por cada diez delegados comunales o fracción de cinco, participantes en el congreso comunal.

Serán electores para la Dirección Comunal y para los delegados al Congreso Regional los delegados participantes en el respectivo Congreso Comunal.

EL CONGRESO REGIONAL

El Congreso Regional además de las atribuciones establecidas por el presente Estatuto, tendrá la función de elegir al colectivo para la Dirección Regional, así como a los miembros del Comité Central de su respectiva región, en el número y modalidad establecida por el presente Estatuto.

Serán electores para la Dirección Regional y para los Miembros Regionales al Comité Central los delegados participantes en el respectivo Congreso Regional.

Los miembros del Comité Central elegidos por el Congreso Regional se constituirán al mismo tiempo que los miembros del Comité Central elegidos nacionalmente para el período respectivo.

Artículo 32°

Se propone incorporar un numeral 6) según la siguiente redacción:

Para fortalecer el concepto de Soberanía Congresal la Comisión Organizadora de los congresos Ordinarios o Extraordinarios incorporará la siguiente norma en los Reglamentos de los Congresos: La aprobación de los Reglamentos Congresales, así como toda otra propuesta que signifique modificar los Estatutos del Partido, los objetivos y la línea política del Partido, o su política de alianzas, deberán ser aprobados exclusivamente en votación secreta y de acuerdo con lo establecido en el párrafo 1 del presente artículo 32.

En ningún caso el Congreso ni las instancias del Partido podrán suspender ni definitiva, ni temporalmente la vigencia del Estatuto.

Artículo 36° Numeral 7) Letra b)

Redacción actual:

En esta sesión plenaria se discutirá y aprobará el Reglamento del Congreso y se designarán las comisiones de trabajo y también una de análisis disciplinario, que tendrá a su cargo la revisión de solicitudes de reincorporación de personas expulsadas del Partido.

Se propone incorporar la siguiente redacción:

En esta sesión plenaria se discutirá y aprobará en votación secreta el Reglamento del Congreso y se designarán las comisiones de trabajo y también una de análisis disciplinario, que tendrá a su cargo la revisión de solicitudes de reincorporación de personas expulsadas del Partido.

Artículo 42°, numeral 3),

Se propone incorporar un enunciado, de acuerdo a la siguiente redacción:

Estas atribuciones, son irrenunciables y en ningún caso podrán ser traspasadas a otras personas o instancias de Dirección Partidaria.

Artículo 43°, 4° enunciado. Redacción actual:

La modalidad de votación será la de un militante un voto, de tal forma que cada militante podrá marcar una sola preferencia. Esta preferencia podrá ser por una lista o por una persona de esa lista.

Se propone modificar este párrafo, de acuerdo a la siguiente redacción:

La modalidad de votación para las autoridades elegidas nacionalmente será la de un militante un voto, de tal forma que cada militante podrá marcar una sola preferencia. Esta preferencia podrá ser por una lista o por una persona de esa lista.

Se propone incorporar a continuación un párrafo, de acuerdo a la siguiente redacción:

Los miembros del Comité Central elegidos por la región, los colectivos de dirección regional, comunal y seccional serán elegidos por el sistema de votación indirecta, siendo electores los delegados designados a los respectivos congresos. En la elección se aplicará la modalidad de listas sustentadas en plataformas políticas suscritas por los candidatos y por cifras repartidoras.

Cada delegado, en votación secreta podrá marcar una sola preferencia. Esta preferencia podrá ser por una lista o por una persona de esa lista.

Artículo 44°, Redacción actual:

Votaran en las elecciones de todos los niveles del Partido los militantes inscritos como tales en el Registro Nacional del Partido hasta seis meses antes del acto eleccionario y que tengan su carné de militante al día.

Se propone modificar este párrafo, de acuerdo a la siguiente redacción:

Votaran en las elecciones de todos los niveles del Partido y de acuerdo a la modalidad establecida para cada sistema eleccionario, Nacional o Regional, los militantes inscritos como tales en el Registro Nacional del Partido hasta seis meses antes del acto eleccionario y que tengan su carné de militante al día.

Artículo 51, Redacción actual:

En el partido no podrán existir fracciones, sino solo corrientes de opinión con existencia transitoria y sin disciplina propia.

Se propone reemplazarla por esta nueva redacción:

En el partido no podrán existir fracciones permanentes ni temporales, sino solo corrientes de opinión con existencia transitoria, limitada a los períodos de elecciones nacionales internas y sin disciplina ni estructura propia.

Regional Metropolitano, PSCH

<Anterior   Siguiente>
spacer
Secciones
A los orígenes
Antología Socialista
República Socialista
La fundación del PS
Historia del PS
Dirección Interior
Sec. Exterior
La División del PS
PS Almeyda
PS Renovación
PS CNR
PS24 Congreso
PS Histórico
PS Unitario
PS S.Allende
USOPO
Socialistas
Militantes
Elecciones 2003
Elecciones 2006
Elecciones 2008
Elecciones 2010
Referencias
Efemérides
Agenda Socialista
Biblioteca Socialista
Archivo Cronológico
Archivo Adonis
Chile-América
Informe Mensual
Chile Hoy

 

Mambo is Free Software released under the GNU/GPL License. Install Mambo web hosting
spacer